Connect with us

Hi, what are you looking for?

News

Otros 2 se declaran culpables en la trama de accidentes simulados de Luisiana

El fiscal del Distrito Este de Luisiana, Duane Evans, ha anunciado dos nuevas declaraciones de culpabilidad en los últimos 10 días, lo que eleva el total a 32. No ha habido condenas tras un juicio en la investigación, porque hasta ahora ningún acusado ha optado por ir a juicio.

Cuando la Fiscalía anunció en febrero la imputación de siete personas, elevó a 47 el número de acusados en el caso. Más de dos tercios se han declarado culpables.

La última declaración de culpabilidad, anunciada el jueves, no se refiere a un camión. La mujer que se declaró culpable, Ishais Price, de 41 años, era una pasajera de un carro que fue atropellado por un autobús de la empresa Hotard, que ofrece servicios de transporte contratados. Según el anuncio de la fiscalía sobre la declaración de culpabilidad, Price estaba con otros tres acusados que ya han sido imputados: Doniesha Gibons, Chanrika Brown y un tercero que no fue identificado por su nombre. 

Las reclamaciones de seguros que resultaron del choque en octubre de 2015 dieron lugar a pagos de liquidación de 677.500 dólares.

Al igual que los demás acusados en los distintos casos, los participantes en los accidentes simulados fueron acusados de fraude postal.

El 17 de marzo, Latrell Johnson, de 30 años, se declaró culpable de un cargo de fraude postal, mientras que otros dos cargos de fraude postal fueron desestimados. El accidente escenificado en el que participó fue el 11 de mayo de 2017 y provocó una colisión con un camión operado por B.A.H. Express. Johnson fue una de las siete personas acusadas en la acusación de febrero, un cambio rápido entre la acusación y la declaración de culpabilidad.

Ambos acusados se enfrentan en la sentencia a hasta cinco años de prisión, tres años de libertad condicional y una multa de hasta 250.000 dólares. 

En la acusación de Johnson, el nombre de un bufete de abogados con el que Johnson estaba en contacto fue redactado, lo que pone de manifiesto que sólo un abogado -Danny Keating- ha sido acusado de estar implicado en la trama de accidentes simulados. Keating se declaró culpable el pasado mes de junio. Y aunque las diversas acusaciones y declaraciones de culpabilidad se refieren a varios abogados por letras -A, B, C, D y E-, ningún otro abogado ha sido acusado. 

Las acusaciones difieren en cuanto a los detalles, pero tienen un modus operandi consistente: un equipo de “slammers” y “spotters”  (observadores y golpeadores) en carros particulares identificaba un camión o un autobús como su objetivo y conducía de forma que se produjera una colisión. A esto le seguían las demandas judiciales. En algunos casos, los conspiradores recibieron atención médica que incluía una operación, presumiblemente innecesaria, lo que hace pensar que nuevas acusaciones podrían atraer al personal médico. Las pocas sentencias que se han dictado van desde la prisión domiciliaria hasta los cuatro años de cárcel.