Connect with us

Hi, what are you looking for?

News

Cómo funcionan y evolucionan las tarifas de los transportadores LTL 

Las tarifas de carga parcial proporcionan un plan para la relación entre el transportador y el expedidor, definiendo todas las tareas que un transportador realizará o no para un envío en particular. A menudo, las declaraciones describen los parámetros y los cargos para el tipo de mercancía, las características del envío, los servicios auxiliares y los deberes realizados en el origen y el destino, así como la información sobre las reclamaciones, la responsabilidad y los pagos, entre muchos otros elementos. 

El amplio conjunto de normas está disponible en la mayoría de los sitios web de los transportadores, pero los cargadores suelen tener dificultades para interpretarlas con precisión o no las revisan del todo. A menudo, esto hace que el precio final de un envío no coincida con el presupuesto original. Algunos transportadores LTL se están esforzando por destacar mejor las posibles excepciones de precios y servicios desde el principio para evitar algunos de los escollos inherentes al proceso actual. 

“Las tarifas de las normas LTL siempre han sido un conjunto de normas independientes, o términos y condiciones para los transportadores. Muy reactivas, algo desconectadas del proceso de cotización de LTL real, pero que rigen en gran medida cómo se definen los servicios y cómo se protegerá al transportador”, dijo Curtis Garrett, vicepresidente senior de FreightPlus y fundador y jefe creativo de Understand LTL, a FreightWaves.

Las normas están concebidas para ser un cajón de sastre, aunque muchos acuerdos entre transportadores y cargadores pueden negociarse para proporcionar más detalles sobre los derechos y los precios asociados. Aspectos como el uso de la compuerta elevadora en la recogida y la entrega, el servicio en zonas remotas, las entregas en domicilios y las entregas con cita previa pueden ser negociados y tarificados adecuadamente con antelación. 

La forma de aplicar las normas es también un factor de diferenciación competitiva entre los transportadores, ya que la información es pública. La mayoría de los operadores intentan fijar sus tarifas en consonancia con el resto del sector, ya que ningún transportador quiere ser el primero o el más alto con una tasa accesoria ni tampoco el último o el más bajo. 

“A medida que los transportadores se han vuelto más inteligentes con la identificación de los costos debidos al espacio en el remolque, han incorporado más salvaguardias dentro de la tarifa de las normas”, dijo Garrett. “Sin embargo, a medida que su lógica de definición en la tarifa de reglas se ha vuelto más avanzada, el mecanismo básico de clasificación se ha vuelto menos conectado”. 

Los cargadores pueden ir a la página web de un transportador para fijar el precio de una carga o extraer una tarifa de la interfaz de programación de aplicaciones. Sin embargo, Garrett dijo que estas tarifas a menudo vienen con sorpresas. 

“En lugar de obtener esa tarifa exacta y realmente calculada, obtienen el precio tradicional basado en las tarifas base en juego, los códigos postales, el peso y la clase. Si tienen suerte, el transportador dará una alerta diciendo que el envío ‘puede’ estar sujeto a una norma específica en la tarifa. Otros no lo hacen”. 

La mayoría de los cargadores trabajan con varios transportadores, y con más de 30 proveedores principales de LTL, la mayoría de los cuales tienen variaciones en sus respectivos conjuntos de reglas y en la forma en que transmiten la información, la probabilidad de perderse algo es alta. 

Algunos transportadores están tratando de hacer un mejor trabajo para llamar la atención sobre la tarifa de las reglas, cuantificando los términos e insertándolos en sus aplicaciones web y poniéndolos a disposición a través de las API. “Esto los hace más definibles y menos opacos o interpretativos”, dijo Garrett. “Con el tiempo, todos los elementos de la tarifa de reglas LTL tendrán que estar en un formato ‘si esto, entonces esto’ con todas las variables potenciales consideradas”. 

Garrett dijo que está viendo que más transportadores ponen sus tarifas en “formatos digitales, consumibles – y con más personalización específica para los clientes”, ya que la industria se está moviendo a los contratos inteligentes y las tecnologías de tipo Web3. 

“No debería seguir habiendo un solo cubo de reglas reactivas sentado en un PDF, enterrado en el sitio web de un transportador, si quieren que realmente impacte el comportamiento del cliente de manera proactiva.”